EL LINCE BOREAL HABITÓ EL NORTE DE ESPAÑA HASTA HACE UNOS SIGLOS

nidawi-5

El lince euroasiático (Lynx lynx) se expande en la actualidad por las áreas forestales de gran parte de Europa –sobre todo al norte del continente– y Asia. Hasta ahora, se pensaba que este primo mayor del lince ibérico nunca había habitado en territorios más al sur de los Pirineos, pero el análisis de ADN de unos restos fósiles revelan que ocupó la cornisa cantábrica, desde hace unos 11.000 años, hasta hace unos siglos.

La presencia del lince ibérico (Lynx pardinus) en la península ibérica es de sobra conocida. Este felino, uno de los más amenazados del planeta, lleva decenas de miles de años ocupando esta área. Pero no ocurre lo mismo con su pariente más cercano, el lince euroasiático o boreal (Lynx lynx).

Lince ibérico y boreal no vivieron en áreas vecinas del norte de España, sino que ocuparon regiones biogeográficas diferentes.

Hasta el momento, los científicos consideraban que el primo mayor (pesa casi el doble) del lince ibérico nunca habitó en la Península. En su lugar se llegó a atribuir al lince ibérico todas las enigmáticas citas y referencias al ‘katamotz’ en el País Vasco y de ‘lobos cervales’ en el resto de la cornisa cantábrica y Galicia. Pero un grupo de zoólogos y paleontólogos españoles, basándose en documentos históricos y en algunos restos paleontológicos, defendían que el lince boreal habitaba el norte de España hasta hace poco.

Esta hipótesis se confirma ahora con el análisis de ADN antiguo de restos fósiles hallados en el norte de España, junto con dataciones directas por carbono-14, que demuestran ahora que el lince boreal habitó la cornisa cantábrica, desde principios del Holoceno (hace más de 11.000 años), hasta hace solo unos siglos. El estudio se publica en Journal of Zoology.

Para llegar a estas conclusiones, el equipo de investigadores del Centro Mixto de la Universidad Complutense y el Instituto de Salud Carlos III sobre Evolución y Comportamiento Humano en Madrid y la Universidad de Oviedo identificó mediante ADN linces boreales, a partir de restos de ocho felinos procedentes de Asturias, Cantabria, País Vasco y Navarra, con edades comprendidas entre los 11.000 y los 400 años de antigüedad. Los datos obtenidos se compararon los de otros ocho linces (fósiles y actuales,) procedentes de Dinamarca.

Los registros paleontológicos y los resultados del trabajo, liderado por Cristina Valdiosera y Ricardo Rodríguez Varela, del centro mixto UCM-ISCIII, sugieren que el lince boreal coincidió con el lince ibérico, pero su distribución se vio marcada por la presencia de sus presas. “No vivieron en áreas vecinas del norte de España, sino que ocuparon regiones biogeográficas diferentes: el lince europeo, en la zona atlántica, y el ibérico, en la zona mediterránea”, recalcan los investigadores.

Fuente: SINC. La ciencia es noticia. 13/07/2016

Anuncios

Senda ecológica

A %d blogueros les gusta esto: